Viaje de 4º de ESO a Inglaterra

Últimos días en Peterborough

Los dos últimos días antes de volver a España han sido muy tranquilos, tras el trepidante fin de semana en Londres. Tanto el lunes como el martes, nuestros niños han tenido clases por la mañana y actividades culturales y deportivas por las tardes.
El lunes fuimos a una bolera en Bretton en autobús. Allí hicimos una competición de bolos donde, algunos más que otros, dejamos huella de nuestro paso por Inglaterra.

El martes fue turno del museo de Peterborough, que tiene la peculiaridad de disponer de disfraces de cada una de las épocas de la historia de la ciudad para que los visitantes puedan ponérselos y trasladarse momentáneamente al pasado. ¡Incluso un centurión romano nos explicó con detalle en qué consistía la armadura y el armamento de los soldados del imperio!

El miércoles de vuelta a España: autobús a Birmingham, vuelo Birmingham-Málaga, y autobús Málaga-Sevilla para llegar sobre las 10.30 a casa, con susto en el aeropuerto incluido, dónde la seguridad del aeropuerto por poco no nos deja sin vuelo de vuelta.

Una vez ya en casa, es tiempo de reflexión. De ver qué cosas han funcionado bien y que cosas se pueden mejorar de cara al año que viene.

Lo que nos queda claro es que, tal y cómo marca el Corpus Clock de Cambridge, la experiencia ha sido única e irrepetible. Hemos vuelto todos sanos y salvos, pero con la mochila llena de recuerdos y experiencias que nos acompañarán el resto de nuestros días.

Gracias a todos los niños por portarse tan bien, y a los padres por la confianza que han mostrado en dejarnos sus hijos a nuestro cargo durante 9 días.

 

Puede ver las fotos aquí.

Grupos: