Institución Honorífica

Día 23 de Julio 2002. Hotel Triana.

       Palabras de la Sra Delegada del Distrito Triana – Los Remedios              
       Dª Isabel Guerra – Librero Alcaraz

 

Ya en el año 1895 se barruntaba en Triana las exquisiteces de una segura  presencia salesiana. Presencia que se hará realidad en 1926 cuando se pone la primera piedra de la que será una pieza educativa referencial y básica en la vida de este querido barrio trianero un 7 de marzo. Es en el año 1935 cuando comienza su andadura lo que hoy denominamos “Salesianos de Triana”, un caminar que se hace seguro y que toma cuerpo cuando el mismo barrio de Triana lo asume como algo suyo. El coraje, el tesón y la aportación económica de los Condes de Bustillo hacen realidad la historia salesiana de este querido barrio que se levanta con la solidaridad de todos los vecinos y la preocupación permanente de aquella “Junta pro escuelas salesianas” que hizo suya tan magnífica tarea. Desde entonces TRIANA Y LOS SALESIANOS viven en perfecta armonía y trabajan unidos por el bien de los jóvenes. En el año 1985 con motivo de las bodas de oro de la presencia de los salesianos de Triana en Sevilla se le concede la medalla de Oro de la Ciudad en reconocimiento de su gran trayectoria educativa y cultural. Hoy en este marco incomparable de la Velá de Santiago y Santana se nombra a los salesianos de Triana INSTITUCIÓN HONORÍFICA por su saber estar, por su apertura al entorno y por la sensibilidad manifestada a la hora de colaborar generosamente con la vida e impronta de Triana. Este acontecimiento no  es otra cosa que el reconocimiento a la forma de ser y al estilo que imprime en todo su quehacer el carisma salesiano que ha tenido la suerte de compartir con la vida y peculiaridad de cada uno de los trianeros.

Los salesianos de Triana son algo más que el Colegio “San Pedro”, nombre del Conde de Bustillo, Don Pedro Armero, es también una parroquia muy popular y un extraordinario movimiento juvenil, abierto, creativo e iluminador de muchas vidas jóvenes y un lugar de encuentro de la gran familia salesiana a la que pertenece de hecho todo el barrio. Casa de puertas abiertas y punto de referencia para muchas personas con inquietudes culturales y educativas.

Esta mención de honor para los salesianos tiene un gran valor porque nos hace recordar a los 176 salesianos que han hecho la historia salesiana de Triana, a esas innumerables personas de toda clase y condición que han ido haciendo día a día con la sencillez de lo importante el mosaico trianero de la gratitud y esperanza. Muchos nombres, muchas fechas, muchos acontecimientos se hacen presentes en estos momentos y en este lugar. Especialmente se hace presente María Auxiliadora, camino de luz, gloria para Triana desde aquel 24 de Mayo de 1939 cuando procesiona por primera vez por el Barrio Voluntad. Desde el 24 de mayo de 1944 la “Sentaíta” de Triana de Enrique Orce permanece sentada en el corazón de Triana sintiendo el latir y el cariño de todos y cada uno de los trianeros. Para ELLA es la parte más importante de esta mención honorífica. Y con ella para todo Triana ya que los salesianos y Triana han jugado perfectamente al juego del amor y de la solidaridad y han sabido apostar por la parte más valiosa de nuestra sociedad: los jóvenes. Felicidades y enhorabuena.